¿Qué son los hidratos de carbono?

Los alimentos juegan un papel determinante en nuestra salud, esto viene explicado por la cantidad y la variedad de componentes que podemos encontrar presentes en estos, de tal manera que gran parte de nuestros hábitos alimenticios definirán la manera en la cual nuestro cuerpo reaccione al consumo de estos, contando así con un cuerpo muy saludable o muy desgastado debido al mal consumo de alimentos.

Entre tanto, es una cuestión donde hasta los no tan expertos en el tema pueden estar seguros. Todo se reduce al “Somos lo que comemos” una afirmación más que cierta.

Hoy por hoy y desde hace ya un bien tiempo, contamos con una amplia clasificación de los alimentos, lo cual permite a los consumidores elaborar una dieta un tanto más precisa y de la mano con sus necesidades. Para eso os hablaremos de un grupo de alimentos, considerado como la base de nuestra denominada pirámide de alimentos.

Se trata de los carbohidratos, mejores conocidos como hidratos de carbono. Os presentaremos algunas consideraciones acerca de los mismos, logrando que el lector pueda  diferenciarlos desde las nociones más básicas que se tienen sobre estos.

Estos alimentos son definidos como un conjunto de sustancias que se encuentran compuestas por carbono, oxígeno e hidrógeno y en algunos lugares, estos suelen recibir el nombre de azúcares o glúcidos. Se les denomina macronutrientes y son uno de los alimentos de mayor consumo en prácticamente todos los hogares humanos.

De ellos depende que nuestro organismo sea capaz de dar respuesta a diversas tareas.

La ausencia de los hidratos de carbono comprometería de forma significativa la ejecución de las actividades físicas de las personas, sobre todo de aquellas que suelen invertir gran parte de su día en esfuerzo físico. Por esta razón, los hidratos de carbono constituyen la base de la pirámide nutritiva de muchas dietas, pues son éstos los que nos aportan las energías necesarias para el día a día.

¿Cuáles son los alimentos con mayor contenido en

hidratos de carbono?

Panes: Son uno de los hidratos de carbono de mayor accesibilidad en muchos países. Su aporte goza de integralidad, pues no solo se mide en hidratos de carbono.

Los panes también ofrecen aportes en proteínas del tipo vegetal.

Cereales: Aquí encontramos una gran variedad de muestras, como lo puede ser la avena, el maíz o el arroz. Estos alimentos suelen caracterizarse por ser portadores potenciales en lo que se refiere a hidratos de carbono.

Azúcar: La miel y la remolacha son uno de las opciones más representativas de este grupo, la caña también es una de las más optadas en el mismo. A nivel de hidratos de carbono, es la más potente después de los cereales en lo que a su aporte se refiere.

Esto se debe a la rapidez con la cual nuestro cuerpo suele asimilarla.

Raíces: Aquí podemos encontrar una gran cantidad de alimentos. Desafortunadamente y a diferencia del azúcar, su asimilación es considerablemente lenta. Por tanto no suelen estar presentes en las dietas que atienden a necesidades emergentes para el cuerpo.

Lácteos: El queso, la leche, la mantequilla y otros son un tipo de aporte en azúcar, el cual disfruta también de una asimilación rápida, por lo tanto, son muy efectivos en cuanto a la absorción rápida de nutrientes.

Frutas: Goza del sabor más dulce entre todas las opciones, ya que son uno de los más prácticos y también presentan un aporte integral al organismo.  Su aporte en hidratos de carbono y a pesar de no ser el más potencial, es bastante óptimo y considerando los diversos nutrientes que brinda al organismo, resultan una opción bastante eficiente.